Telegram, popular por su servicio de mensajería cifrada acaba de actualizar la privacidad para los usuarios. La aplicación ahora le permite enviar a sus amigos fotos y videos “autodestructivos” que desaparecen después de unos segundos, dijo la compañía en una entrada de su blog.

El tiempo que se tarda en desaparecer depende de la duración de la configuración del temporizador. Si esta actualización suena muy familiar, es porque es similar a las imágenes efímeras de Snapchat. En el último año, Facebook ha lanzado una característica similar a Instagram, WhatsApp y su aplicación de Facebook. La última medida de la aplicación, anunciada como una forma de mejorar la privacidad, puede llegar en mal momento, dado que algunos gobiernos creen que la aplicación ofrece un refugio seguro para terroristas para difundir ideas extremistas y planificar ataques.

Después de los problemas en Rusia, Telegram se encontró la semana pasada con prohibiciones en Indonesia, donde las autoridades dijeron que detectaron “miles de actividades de comunicación (en Telegram) que conducen a actividades terroristas”.